Países del grupo de Lima, analizan en Chile crisis en Venezuela

La reunión se celebra en el Hotel Sheraton y a los representantes de los 14 países integrantes se suma como observador un representante del gobierno de Ecuador, según medios locales.

El mandatario de Chile, Sebastián Piñera, llamó a los países del Grupo de Lima, reunidos en Santiago, a fortalecer la presión contra el gobierno en disputa de Nicolás Maduro en Venezuela, y a “hacer cada día más duro y más difícil para la dictadura permanecer en el poder que está ejerciendo ilegítimamente”.

E presidente Sebastián Piñera hizo la declaración al inaugurar el décimo segundo encuentro del Grupo de Lima, que aborda la profundización de la crisis venezolana con los más reciente acontecimientos como los apagones y la escasez de agua en la nación caribeña, y dialogar sobre los pasos a seguir para buscar el restablecimiento de la democracia en Venezuela.

El presidente chileno rechazó el llamado a un nuevo diálogo hecho por Maduro, afirmando que: «Reabrir caminos de diálogo con un dictador es hacerle ganar tiempo y, por tanto, postergar la causa de la recuperación de la libertad, la democracia y los derechos humanos». Para Piñera, el diálogo se ha intentado por “demasiado tiempo” con Venezuela infructuosamente.

Exhortó a dar ”pasos adicionales” pero primero a hacer todo lo posible para llevar la ayuda humanitaria a Venezuela “porque es un tema de vida o muerte para muchos habitantes” venezolanos. También dijo que es necesaria la ampliación del Grupo de Lima, así como buscar más coordinación y unidad con el Grupo de Contacto, a fin de unir fuerzas.

El mandatario chileno cree que “los días del dictador (Maduro) están contados y no son muchos”, debido a la firme voluntad del pueblo venezolano, a la solidaridad internacional y al empeoramiento de la crisis a todo nivel mientras Maduro siga en el poder. “Es incompresible cómo puede una persona -Maduro y su régimen- tener tanta ambición de poder, de estar dispuesta a sacrificar a su propio pueblo, con tal de mantenerse ilegítimamente en el poder, contra la voluntad de la inmensa mayoría de los venezolanos”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, pidió que al finalizar el encuentro se emita una declaración “audaz, fuerte y vigorosa que se convierte en un mensaje político contundente” sobre la situación en Venezuela.

Trujillo también pidió “más acción internacional focalizada, tendiente a conseguir más reconocimientos al Presidente Juan Guaidó”, y afirmó el apoyo de su país para que “se tenga claridad sobre la amenaza a la paz y la seguridad internacional que representa el régimen dictatorial y usurpador de Nicolás Maduro”.
 
 El encuentro del Grupo de Lima en Santiago, que está liderado por los cancilleres de Chile, Roberto Ampuero, y de Perú, Néstor Popolizio, emitirá una nueva declaración.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, este lunes se encontró con cancilleres de países miembros del Grupo, que integran Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

El canciller chileno, Roberto Ampuero, reiteró a medios la intención del encuentro, que busca más presión hasta encontrar una salida diplomática y pacífica a la crisis.

Lea: Grupo de Lima tiene que aumentar presión contra «dictadura» de Maduro: canciller chileno.

Los gobiernos de Chile y Colombia han sido determinantes para visibilizar y buscar apoyo regional y global sobre la situación en Venezuela. Ambos respaldan firmemente al presidente encargado Juan Guaidó. 

En declaración en prensa Ampuero manifestó: «Es necesario que el Grupo de Lima avance hacia una nueva fase y redoble su trabajo para conseguir que nuevos actores internacionales se sumen a la presión contra la dictadura para que Venezuela recupere su democracia. Adicionalmente el canciller afirmo: «El escenario en Venezuela ha empeorado, la crisis empeora».

Chile y otros países del mundo coinciden en que la situación venezolana solo ha empeorado, con cortes de agua y luz que agudizan la crisis humanitaria.

 

Reunión del Grupo de Lima. Colprensa